viernes, 30 de julio de 2010

¡Qué muerdo!

No, es broma. La llama estaba tan tranquila en su corral improvisado, pero verle esos díentes...

16 comentarios :

  1. Ah... que bonitinho... adorei a foto!

    Beijos.

    ResponderEliminar
  2. Pero estas no son las que escupen?

    Que graciosa, jajajajaja.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. La foto es muy buena, Juan Carlos. Y a pesar de sus dientes, tiene una pose simpática, una mirada profunda.... Vamos, que me gusta la composición.

    Un abrazo,
    Luis.

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, ésta sí que necesita una ortodoncia pero ¡ya! :)
    Buen finde!

    ResponderEliminar
  5. mariluz me ha pisado el comentario...iba a decir q necesita un corrector dental pero a la voz de ¡ya!. abrazos

    ResponderEliminar
  6. Un cuello muy largo y una mirada muy expresiva.
    que vamos a hacer a la muchacha se le habrá muerto el dentista.
    Un retrato muy conseguido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Más que morder escupen, y no veas que distancias alcanzan. Soy testigo.
    Como verás los dos comentarios anteriores los he suprimido por un error.
    Un saludo,
    Jesús.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos. Menos mal que estaba un poquito lejos porque si llega a escupir...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. la verdad es que da miedo....La sacastes genial.

    Muy buena foto.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Pues a mí me resulta simpática, claro que yo estoy a salvo de sus travesuras ;)

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Pues ya sabes que las llamas escupen y muerden, pero ésta, en concreto, además de todo ello, tiene el colmillo retorcido, jejeje

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Gracias por vuestros comentarios. Lo cierto es que posó sin problemas y como estaba a cierta distancia, me encontraba a salvo de cualquier incidente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. !Papa llama¡ Supongo que es macho. jejeje Saludos

    ResponderEliminar
  14. Gracias Edward. Pues no sé si macho o hembra, no se me ocurrió mirar... ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Aun así tiene un aspecto adorable. Y eso con una ortodoncia se soluciona. Lo importante es el carácter: cuántos seres en apariencia indefensos se revelan feroces alimañas... Besos.

    ResponderEliminar
  16. Vaya... gracias Salomé. Ni me acordaba yo ya de esta entrada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar