jueves, 11 de noviembre de 2010

Avanzando en el otoño

Las fotos de los árboles amarillos y rojos todavía tardarán unos días en salir, mientras...

12 comentarios :

  1. Hola Juan Carlos, esa primera foto de los "pegapega" me gusta mucho con el fondo difuminado que hace resaltar la planta.

    Un abrazo
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  2. Paso a saludarte y degustar tus fotografías en esta magnifica entrada.
    Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Juan Carlos, con estas dos fotografías nos muestran que el otoño no solo es ocre, aún quedan flores con sus colores, y quien las encuentra para mostrarlas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Gracias.

    Abi, me ha hecho gracia el nombre ese de "pegapega", será porque se les pega todo lo que se arrima.

    Paco, es solo un aperitivo de lo que llegará más adelante, en un par de semanas, sobre el otoño.

    Enrique, efectivamente, entonces todavía no era ocre, las fotos son de principios de Octubre, ahora ya, después de la "explosión" cromática por aquí ya empieza a estar de ese color.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. El otoño intenta mantenerse en pie aunque el frio del invierno comienza a llamar a la puerta...

    Bonitas florecillas.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Gracias Mª Ángeles. Queda como mucho esta semana y la que viene con hojas en los árboles. Luego habrá que aprovechar mientras estén en el suelo y luego ya...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Haces de los hierbajos los reyes del lugar, con esa luz que lo baña todo, con sus colores ocres que visten el otoño.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Julia. La luz, dependiendo de donde nos viene nos proporciona buenas fotos o las estropea sin remedio. Afortunadamente esta vez salieron bien, que no siempre pasa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Estmpas como éstas pasan desapercibidas en las caminatas por el campo. Gracias Juan Carlos por valorar los pequeños tesoros de la naturaleza.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Gracias Carmen. Hay que ir con los ojos bien abiertos, despacio, para irse fijando en lo que te rodea. De poco sirve hacerse un montón de kilómetros si has ido a toda velocidad y no te has enterado de nada porque tienes que ir mirando donde pisas y no lo que se ofrece el camino.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Bonitos planos, me encantan los desenfoques, especialmente el de la primera, con toda esa maraña que crea una textura deliciosa.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Gracias Ángel. El segundo quizá esté más liado el desenfoque pero me gustaron las intensidades de los colores mucho más que en la primera.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar