domingo, 2 de octubre de 2011

Donde el cielo y la tierra se tocan (II)

Subiendo el puerto de Pandetrave, pasado ya Posada de Valdeón, una mirada hacia atrás.

14 comentarios :

  1. Uno no puede evitar volver la vista atrás una y otra vez, ¿verdad? Cuesta trabajo abandonar el entorno de Picos. Preciosa foto, JC, con esas nubes bajas.
    Feliz domingo!!

    ResponderEliminar
  2. donde el cielo y la tierra se tocan vas tu y haces un foton. tiene pinta de hacer frio pese a ser verano. me gusta mucho como las nubes se comen los picos.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Esta hermosa fotografía muestra que, de vez en cuando aunque avanzar sea una meta, es necesario dar un vistazo hacia atrás.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Gracias.

    Mariluz supongo que conoces el "puertecito", así que era un constante ir hacia un lado y hacia otro hasta que ya, a una cierta altura, cogió dirección a la cumbre y pude parar a hacer la foto.

    Ripley, es que donde se tocan lo raro es no conseguir un fotón. No hacía calor aunque ni por asomo frío.

    Migrante, siempre hay que mirar un poco hacia atrás, sobre todo para ver donde fallamos antes y que no se vuelta a repetir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Juan Carlos, desde las alturas las vistas son de otra forma, por eso cuando se sube, siempre hay que echar un vistazo, para poder ver estas maravillas de la Naturaleza, como tu has echo y plasmado en esta foto.
    Los Picos de Europa son mucho Picos de Europa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Ay! Picos! Como se echan de menos y que ganitas de volver!!!
    Precioso mar de nubes envolviendo la montaña...

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. El cielo se confunde con la tierra y las montañas se ven arropadas por sus nubes. Un lugar inmenso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias.

    Abi, es que una de las cosas que tienen los Picos de Europa, y que no tenemos, por ejemplo, aquí, son esas enormes gargantas y esos enormes desniveles. Influye, como no, que la piedra allí es caliza y aquí duro granito.

    Mayte, es un sitio para repetir.

    Ángel, inmenso por las enormes cumbres que se alzan desde la base. Eso es lo que a mi, al menos, más me impresiona.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Una foto muy bonita. Me encanta la luz y el color natural que tiene.
    Mirándola mas en detalle, me gusta mucho cuando las nubes van envolviendo los picos, como se ve en el lado izquierdo de tu foto, dándole profundidad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Gracias Juanjo. Lo bueno, fotográficamente hablando, de estos picos es que estas fotos con nubes salen fantásticas al ser tan escarpados y enredarse la niebla entre ellos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. cuando las nubes acarician las montañas, parecen querer demostrar el amor que sienten hacia la tiera, le aportan mucha belleza...

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Gracias Mª Ángeles. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Cielo y tierra con las nubes en medio que suavizan y realzan la foto.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Gracias Henar. Sin las nubes no sería lo mismo.

    Besos.

    ResponderEliminar