viernes, 19 de julio de 2013

No quería posar

Se posó, pero no para que la hiciera la foto, sino a unos 2 m. por encima de mi cabeza... y yo con el fijo de 35 mm. No podía dejar escapar la oportunidad, aunque tuviera que hacérsela "de espaldas" y recortarla y ampliarla después para que se viera bien.

11 comentarios :

  1. Me gusta el fondo aunque quizá no esté perfectamente realizado, le da mas énfasis.

    ResponderEliminar
  2. me gustan los verdes conseguidos, por lo demas te imagino en el campo persiguiendo a la dichosa mariposa y se me escapa una sonrisa.
    abraos

    ResponderEliminar
  3. No quiso posar y... bueno, puede que hasta te hiciera un favor. Consiguió que tu encuadre quedase dividido por una diagonal en la que la parte superior-derecha está desenfocada, destacando el motivo, y la inferior-izquierda recoge un primer plano de las hojas del castaño con un verde estupendo. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. La señorita no quería posar, pero el fotógrafo la captó como si lo hiciera, mayestática, monumental en su levedad, magnífica con esos focos de luz aleatoria filtrados por el sol entre los árboles. Una foto preciosa, Juan Carlos. Tuvistes suerte de ver la escena a tiempo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Pues entre ese bosque verde está estupenda:))
    Buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. A mi es que me tienen hasta los mismisimos, estas mariposas parece que tienen electricidad, pero de 3000 voltios........... no hay quien las pille, a no ser que le des una pastilla tranquilizante, me rio solo por que te veo corriendo, detras de ella como un poseso jajaja,,,, es que me veo reflejado, con nada que localizo una............. alla que voy como un loco..... y mira que les hago encerronas, pero las muy puñeteras son más listas que nadie, me gusta mucho esta entrada, me veo reflejado en tu aptitud.

    Cuidate y buena semana... saludos amigo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Ah! O sea, que tiene truco. ¡Voy a revisar fotos viejas a ver si puedo practicar con ellas!

    ResponderEliminar
  8. Es una explosión de exuberante y refrescante verdor. Un lujo con estos calores.
    Un abrazo Juan Carlos

    ResponderEliminar
  9. Gracias a los tres. No hubo que perseguirla pero se puso inalcanzable. Había que buscar trucos para sacarla...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar