lunes, 31 de marzo de 2008

Barreras visibles, barreras invisibles

De estos alambres de espino hay muchos en nuestra campiña, mayoritariamente dedicada a la ganadería. Es una barrera visible que pincha al ganado si se acerca a ella y hace que recuerden que es una valla que si intentan derribar se harán daño.

Existen otras barreras invisibles, y hasta móviles, que aislan a unas personas de otras, a veces por bien pero a veces por mal. El aislamiento puede ser muy dañino y la falta de comunicación peor. Aunque hay quien lo considera normal y cubre con una falsa protección a quien creen proteger pero le están dañando. Mientras tanto quien intenta abrir ese aislamiento, abrir esa protección y enseñar el mundo al aislado es quien, al final, se lleva los palos y es acusado de aislar cuando ha sido todo lo contrario. Son las paradojas de la vida porque al final el que intenta abrir es al que le ponen una barrera intraspasable bajo riesgo de algo peor.

340

5 comentarios :

  1. queda guapo el desenfoque del fondo verde , hace tiempo hice una con una puesta de sol desenfocada, y quedó curiosa

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta foto, siempre tengo ganas de hacer una así, pero nunca me sale una a mi gusto.
    Para el texto, estoy un poco espesa a estas horas, lo leeré de nuevo mañana, jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos por la visita. Mariluz el comentario es... bueno una de mis obsesiones en este momento y sin poder decir todo algo tengo que decir de lo que me pasa por dentro.

    Últimamente le hago muchas fotos a alambres de espino, vallas con barrotes, cadenas,... Debe ser como anda mi espíritu.

    Además tengo "castigado" el 80% de mi archivo fotográfico hasta nueva orden y salvo algunas fotos que tengo seleccionadas todo lo que sale es nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan Carlos. En mi blog he puesto una fotografía muy semejante a esta tuya. En la entrada hago una referencia a tu blog y a esta foto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Gracias Nomedigas. La verdad es que últimamente saco cada foto que podrán estar bien pero que trasparentan mi fatal estado de ánimo.

    Acabo de entrar a ver tu blog, la verdad es que la foto se parece mucho... hasta en el color de fondo.

    Este sábado, y quizá el domingo, me haga un par de excursiones por los alrededores de Béjar a ver la explosión primaveral y, de paso, a fotografiarla. Saldrán por aquí las mejores.

    ResponderEliminar