A partir del 9-11-2017 este blog quedará inactivo aunque puedes seguir visitando entradas anteriores. Puedes seguirme en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces más abajo).

jueves, 18 de febrero de 2010

Pasando el invierno (y III). Alimentándose.

Debe de estar buena porque también la tomamos los humanos. No es el mismo ternero de la anterior.

27 comentarios :

  1. una foto muy tierna con unos colores muy buenos
    salu2

    ResponderEliminar
  2. Que "ternura" ya te digo, a ami es una de las cosa que mas me gustan (mamar de la teta no, malpensado) la leche, jajajajaja.

    Que colores mas bonitos te han quedado.

    Un abrazo
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  3. Que momento mas bonito y tierno.

    Pero que rica esta la leche, por las mañana me pongo en pie derechita a la leche.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hermosas lss fotografías que nos acercas en este día, es siempre un placer visitar tu espacio.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  5. doy fé que está buena, yo no puedo pasar sin mis tres vasos de leche al dia. desayuno,merienda y cena. sí como los niños, pues igualito. la foto es una delicia. toda una ternura. me gusta el momento captado y los tonos que dejan "ver" el invierno. abrazos

    ResponderEliminar
  6. Un momento intimista a plena luz del día.

    ¡Me gusta!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Gracias.

    Chenfy, lo de "ternura" ¿vendrá de "ternero"? Habría que averiguarlo.

    Abi, vale, no expliques más... Los colores son prácticamente los que me saca la cámara que los deja algo más saturados de los normal pero a mi me gusta.

    Mª Ángeles, era un momento digno de captar antes de que se enteraran y lo dejaran.

    Paco, plena y auténtica naturaleza...

    Ripley, yo aunque la suelo acompañar de café también tomo bastante.

    Mediterráneo, muy intimista sin duda, entre madre e hijo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado la foto. Coincidimos curiosamente, pue en mi blog comento con ilustraciones parecidas sobre la leche.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Esta si que es una ternura de foto, te has quedado con un momento precioso, y ademas que el color de la madre y el ternero contrastan un monton, es igualito que su padre (imagino que ese que sale ahi a la izqda. con ese cuerpo serrano). Una serie muy bonita, si, y es que no se porque a mi estas fotos siempre me inspiran tranquilidad...

    Biquiños

    ResponderEliminar
  10. Qué bonita esta serie, me ha encantado. Y menuda nitidez...perfectas las tres!!!

    ResponderEliminar
  11. No parece una vaca, porque no se le ven las ubres... el ¿qué buscará? Será una novilla a la que le comienzan a salir... bueno, no sé, el que estabas allí eras tú...
    Me gusta tanto quedarme mirando las evoluciones de sus comportamientos... por algo las usan como terapia para relajar... a las vacas, digo...

    Me han gustado todas, aunque no te lo haya dicho explícitamente, digo respecto a la cuestión técnica.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Gracias.

    Pinto, pues si que es coincidencia...

    Merce, no sé yo si el padre era el de la izquierda porque había más por allí. La verdad es que la tranquilidad es el rasgo principal de pasear por este camino.

    Mariluz, me alegro de que te hayan gustado.

    Haideé, pues no sé... a tanto no llego... pero me da que no son vacas lecheras con lo que las ubres no las tengan tan desarrolladas.

    Desde luego ponerse a mirar lo que hacen las vacas es sumamente relajante... tan relajante que cuando llevas un rato...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Tierna imagen Juan Carlos, me gusta !!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  14. Una serie completa, de buenas fotos en definición y color. Espero que la serie acabe aquí y no continúe con la sección culinaria de ternera a la brasa y cosas así.

    Saludos... y a ellas, las terneras, también.

    CristalRasgado & LaMiradaAusente
    ________________________________

    ResponderEliminar
  15. Gracias.

    M.Teresa, me alegro de verte, hacía ya algún tiempo que no te leía.

    Ñoco, sí, la serie termina aquí aunque podría continuar sin llegar a la sección culinaria, pero he decidido enseñar las tres mejores fotos como un aperitivo a una segunda serie, entre paisajística y aviaria, que viene a continuación y que tendrá seis entradas y diez o doce fotos. El sábado comienza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Yo diría tierno porque rima con invierno ¿O porque en el plato está tierno? :-)

    ResponderEliminar
  17. Gracias Rubén. ¿Qué estarás pensando tu sabiendo de tus aficiones a la fotografía gastronómica?...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Bonita foto, la vaca madre tiene cara de satisfacción de poder alimentar a su ternerillo.

    ResponderEliminar
  19. Gracias Manly. Será satisfacción materna.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué bonita! no hay nada más bonito que ver amamantar a cualquier ser vivo. Preciosa foto y la leche debía de estar buena sí ¿hace un cola cao? ;-). Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Una foto curiosa.
    Un belo momento de ternura.

    ResponderEliminar
  22. No será el mismo ternero, pero menuda ternura de imágen, felicidades artista, buen "robado" :) Un beso y feliz fin de semana !!

    ResponderEliminar
  23. Gracias.

    Junkal, pues con el frío que hace un cafetito o un Cola-Cao no venían mal...

    Joao, los caminos de los alrededores de Béjar están llenos de estas curiosidades.

    Cris, hubo que hacer la foto con sigilo para evitar que dejaran lo que estaban haciendo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Esta es la más bonita de todas las que he visto de esta serie. Enternecedora. Pero además la composición y el color se salen.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Gracias Ángel.

    El color no está tocado para nada, solo niveles porque la cámara por sí sola da estos tonos.

    Sobre la composición, bueno, había tanta vaca que no sabía muy bien como centrar la atención en lo que interesaba así que me decidí por lo más simple: que saliera completamente solo que quería destacar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Pues si no es el mismo ternero, ¡cómo se parece! será que no entiendo mucho de animales.

    ResponderEliminar
  27. Gracias Henar. Yo tampoco entiendo mucho, pero vi a los dos por separado así que no había lugar a la equivocación.

    Besos.

    ResponderEliminar