viernes, 13 de agosto de 2010

Jugar con fuego

Esto es una cosa de esas que te dicen de pequeñito... "nene, no juegues con fuego". Bueno pues al protagonista parece que no se lo dijeron lo suficiente. Es nuevamente de la "Piedrahita Goyesca 2.010" y pudo ser parte de una serie pero... no tenía trípode a mano... y el resto de la serie acabó en la papelera por motivos más que evidentes.

18 comentarios :

  1. Sin tripode, esta buenissima.

    Também gosto destes espectáculos de rua. São quase sempre interessantes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Titiriteros que hacen gozar a la gente, llevan el arte en las venas y ha este le sale fuego por ellas...

    Un momento espectacular cazaste!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. A mi esto me da miedo,por casualidad no acierta en el giro de brazos y se quema pero de lo lindo.

    Bonita foto.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues esta para ser sin tripode te ha quedado bastante bien. Da una rabia enorme encontrarte en un lugar, ver sus posibilidades y de pronto arrepentirte y maldecir mil veces el haber decidido dejar el tripode en el maletero del coche (el cual está aparcado 50 calles mas abajo) y quedarte con las ganas de llevarte el momento a la tarjeta, o si a la desesperada lo intentas, luego tener que lanzarlo a la papelera... conozco la sensacion, si y con bastante frecuencia :)

    biquiños

    ResponderEliminar
  5. Una bonito espectáculo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Gracias.

    Joao, precisamente porque era un espectáculo interesante intenté hacer lo posible porque salieran bien pero no tenía ningún lugar donde apoyarme.

    Mediterráneo, son auténticos especialistas.

    Mª Ángeles, es como todo... a mi me da miedo ver a los albañiles colgados de los andamios... si pierden pie...

    Merce, no veas la rabia que me dio porque algunas parecían estar bien en la pantalla de la cámara pero al verlas aquí el disgusto apareció.

    Bernardo, la pena es que solo os puedo enseñar esta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Lo del trípode es algo que a todos nos ha pasado, y lo de tener que tirar las fotos a la papelera al ver el resultado...ya ni te cuento ;)
    Yo suelo decir; con una que me salga bien, me conformo. Tú lo has conseguido
    Y por supuesto; con el fuego no se juega!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Pues, dadas las circunstancias, has cumplido el expediente con mucha dignidad.

    Eso sí, estaría por asegurarte que, el protagonista, más de una vez se habrá quemado. Gajes del oficio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias.

    Begoña, lo que me da rabia es que había fotos mucho mejores que esta, si no fuera por la trepidación...

    Jota, pues seguro que se ha quemado, parece petroleo con lo que lo untan y para apagarlo solo vale "asfixiarlo" en un recipiente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. yo estoy con mariangeles a mi tb me dan miedo esas telas por las esquinas, no parece que haya muucha distancia. despues nos quejamos de accidentes desgraciados. tampoco se ve que hubiera ya mucha luz

    ResponderEliminar
  11. Gracias Ripley. Lo cierto es que lo tenían todo bastante previsto y controlado. Ya era casi de noche, por eso fue más difícil de hacer.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. pues a mi me gusta la sensación de movimiento que te ha quedao en la fotografía, todo un espectáculo estas demostraciones, un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. A mi támbien me gusta sin trípode, por lo menos la sensación de que no está posando desvanece y hace la foto más real y viva.
    Buena toma, y cuidado con lo que se echa en la papelera hay momentos que no se repiten aunque esten borrosos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Gracias.

    Catarina, la sensación de movimiento era fácil de captar, lo difícil era hacer algo más con esa sensación, eso fue lo que no me salió.

    Julia, te aseguro que para tirar yo algo a la papelera tiene que estar muy mal...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Bueno al menos te salió bien esta foto, un buen momento que conseguiste capturar, ya sabemos (por experiencia) que no es fácil.

    ResponderEliminar
  16. Imagino que terminó en la papelera por falta de luz. Sin embargo, esta instantánea tiene algo de misterioso y de alucinante, real y fantasioso, quizás salido de un cuento, que la hace atrayente.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Según la he visto, he pensado, con lo tarde que parece... que bien se ve XD.

    Espero que no se quemara el protagonista ;-)

    ResponderEliminar
  18. Gracias.

    Henar, es difícil a veces sujetar la cámara y más como estábamos rodeados de tanta gente que no dejaba de moverse.

    Carmen, terminaron en la papelera, en plural, por estar completamente movidas.

    Xmlara, fue en la que conseguí tensar los músculos mejor. No se quemó, que va...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar