Este blog está inactivo. Puedes seguir visitando entradas anteriores y comentando. Continúo en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces justo debajo).

martes, 24 de agosto de 2010

Mi versión de la fruta fresca

No son las mismas que sacó Henar pero son del mismo árbol, el mismo día y a la misma hora.

21 comentarios :

  1. Y tan fresca! Están en su punto.

    Preciosa composición donde el color de la fruta reclama todo el protagonismo y belleza

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es una imagen para tener frente a los ojos cuando el ánimo decaiga ¡qué belleza!
    Me encanta ese contraste entre colores, la frescura casi tangible de las ojas y la jugosidad adivinable del fruto.

    Mi admiración sincera.

    ResponderEliminar
  3. Pero si dan ganas de estirar la mano y cogerlas!

    ResponderEliminar
  4. Ah!, gracias por el truquillo del otro día.

    Pasalo bien!

    ResponderEliminar
  5. Gracias.

    Begoña, el color rojo siempre atrae la mirada, en fotografía también.

    Rosa, estaban en su punto.

    JL, daba un poco de pena y allí quedaron. Y lo del otro día... nada...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. A la rica cereza... Me encandila ese color rojo, contrastando con el coruscante verde de las hojas, iluminadas por cálidos reflejos.

    Aunque ahora, diría: ¡al rico melón....!

    Un abrazo,

    Luis.

    ResponderEliminar
  7. eso digo yo que la foto bien pero mejor es estirar la mano y llevarse el fruto a la boca, luego te cuento como están de verdad. jeje abrazos

    ResponderEliminar
  8. Para comerselas¡ Bella toma. Saludos

    ResponderEliminar
  9. Que pinta tienen!!yo quiero ,tiene que estar riquisima.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Gracias.

    Luis, la verdad es que reflejaban muy bien lo que tenían alrededor.

    Ripley, a ver... que en el campo las cosas solo hay que fotografiarlas... sin tocarlas... que sino...

    Edward, ganas no faltaron pero había que dejar que otros disfrutaran de su vista.

    Mª Ángeles, las cerezas en esta zona están buenísimas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Ahhh no! pues yo me pongo al lado de Ripley porque las cerecitas son una tentacion irresistible, luego ya le sacaremos fotos al arbol dependiendo de como nos quede de llena la barriga :)

    mmmmmmm que rica foto, ñam ñam mañan!!!

    ;)

    ResponderEliminar
  12. Cerezas, qué ricas por dios, ummmmmm, preciosa foto :)

    ResponderEliminar
  13. Gracias.

    Merce, pues mira que en este caso creo recordar que eran cerezos que estaban fuera de una finca... Pero, eso sí, las fotos antes.

    Cris, pues yo creo que son las únicas cerezas que os voy a enseñar este año así que aprovechad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Cerezas con reflejos...bien.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Gracias Jesús. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Tienen una pinta buenísima, tanto a la vista, como probablemente, al gusto. Ese contraste entre rojo y verde es fantástico.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Gracias Carmen. Es lo que busqué el contraste entre los colores y el brillo de las cerezas.

    Saludos.

    ResponderEliminar

  18. ¿Sólo dos para tanto comentarista? Con lo apetitosas que están.

    Saludos

    CR LMA
    ________________________________

    ResponderEliminar
  19. Gracias Ñoco. Cuenta bien...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué cerezas más apetitosas!

    Bonito contraste de colores. Bonita foto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Gracias Elsa. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Dado que el blog está inactivo todos los comentarios tienen moderación previa para evitar el spam, pero no te preocupes, si el tuyo es un comentario "normal" saldrá publicado.