viernes, 10 de septiembre de 2010

Atalaya

Parece mentira pero está justo al lado del mar.

22 comentarios :


  1. ¿una adivinanza? No la localizo. Ah!. Si. Alicante.
    Estupenda foto.

    Saludos

    CR LMA
    ________________________________

    ResponderEliminar
  2. Muy bonita toma y impresionante vista.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. La hora de la tarde que has elegido es genial, la luz perfecta y la compo hace guiar la vista hasta el punto más alto.
    Bella toma
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pues si, esa hora es preciosa para fotografiar, me encanta esa luz y ese momento. El encuadre genial, recorres la foto de abajo a arriba y te queda esa sensacion de querer llegar hasta la cima.

    Muy bonita. Mucho :)

    bicos

    ResponderEliminar
  5. Que bonita! una luz muy suave y un encuadre magnifico, me gusta!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias.

    Ñoco, hombre... es el famosísimo Castillo de Santa Bárbara. Y subimos andando por el lado de la costa...

    Pizarro, la vista es impresionante pero más impresionante era ver la ciudad a los pies. Sin embargo esas fotos no tenían la calidad de esta.

    Ángel, estábamos casi en la hora azul, el Sol se había escondido y la luz del atardecer daba de plano sobre la montaña.

    Merce, es la hora justa y la composición era la que mejor le iba, girando la cámara para sacar todo.

    Mª Ángeles, la luz del atardecer es especial.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Bonita foto, escogiste un buen momento para hacerla.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Desde esta posición has destrozado toda la silueta del castillo jejej. En la próxima saca la cara del moro por lo menos!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Gracias.

    El momento y la luz eran fantásticos a lo que se unió el color y la reflexión de la luz en el terreno.

    Tommy, vale, vale. Para la próxima vez que vaya a Alicante (esperemos no pasen otros 10 años) le buscaré otra posición más favorable pero ese día esta era la que tenía a mano.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Tu imagen acrecienta el interés de subir hasta esa atalaya para disfrutar de Alicante y de ese mar en la magna hora de la anochecida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. La fotografía está preciosa, Juan Carlos.

    Escogiste el momento exacto de luz.

    ¡Enhorabuena!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Un color precioso, Debe tener una vistas extraordinarias.
    Buen encuadre.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias.

    Luis, subir vaya que si subimos, andando, desde el puerto hasta casi arriba; menudos escalones se gastan...

    Jota, el momento vino a mi porque subíamos al anochecer e íbamos haciendo fotos hasta que se hizo de noche.

    Julia, como la ciudad practicamente rodea el castillo parece que la tienes a tus pies.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Por el tipo de casas si que parece un pueblo costero, pero de ahi a estar junto al mar...

    ResponderEliminar
  15. muy bella luz, me encanta

    ResponderEliminar
  16. Gracias.

    JL, nosotros estábamos a unos 500 metros del mar pero el castillo por el lado derecho según lo enseño, en la base del monte, está a poco más de 50 metros.

    Manuel, la luz era lo que llamaba la atención en ese momento.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Qué bonita con ese color dorado y las primeras luces de la tarde. Yo también acabo de llegar del mediterráneo. Me estoy poniendo al día :-)

    ResponderEliminar
  18. Gracias Mariluz. Ya me parecía a mi que ni comentabas ni ponías fotos nuevas. A ver si nos enseñas pronto las que has hecho por ahí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Me encanta la luz de la fotografía.
    Besitos

    ResponderEliminar
  20. Gracias Oréadas. Bienvenida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Hola Juan Carlos, tiene un color especial esta fotografía, pero lo primero que me ha venido a la mente al verla es lo que tiene que costar subir hata allá arriba, jajajaja.

    Un abrazo
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  22. Gracias Abi. ¿Subir? Resulta que fuimos al ascensor y resulta que estaba cerrado. Total que nos dijimos ¿y si subimos andando? Pues la cuestecilla era fina... tan fina que los escalones que había en algunos sitios casi me llegaban por la rodilla. Pero bueno... lo hicimos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar