domingo, 17 de octubre de 2010

Extraterrestre

Fue muy difícil pillarle bien. Tenía un cuerpo que se estiraba y encogía a toda velocidad y parecía ir andando sobre ruedas.

18 comentarios :

  1. Pues menudo susto me he llevado al verlo saltar en mi blog.
    ¡¡ Tu lo has pillado de maravilla!! Tiene un color muy dinámico supongo que como él.
    ¡¡Pero no eran verdes los extraterrestres!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. hoy he madrugado y llego de los primeros, de la foto me llama la atención que todas las manos que se ven tocando al E.T. son de adultos. ¿se asustaron los niños?
    abrazos

    ResponderEliminar
  3. Gracias.

    Julia, había dos y tenían a la gente rodeándolos por todas partes. Lo de los marcianitos verdes es solo una leyenda urbana...

    Ripley, por favor, mira de nuevo la foto y dime si la mano de abajo a la izquierda es de adulto... ¡¡Qué todavía estás dormido!! Jejejeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan Carlos, si es que hay marcianitos "pató".
    ¿y porque le tocaban, para ver si era real?

    Un abrazo
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  5. jajajajajajaja, muy simpatico y colorido.

    Parece que le gustan las caricias.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pero, ¿eso qué es?

    ¿Ya están aquí?

    Está simpática la foto, Juan Carlos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Impactante. El colorido y la "expresión".
    Saludos.
    Jesús

    ResponderEliminar
  8. Gracias.

    Abi, yo creo que le veían gracioso y por eso se acercaban.

    Mª Ángeles, sí, tienes razón.

    Jota, y no solo uno ¡¡eran dos!!

    Jesús, a lo mejor tu los viste en otro lugar de Salamanca, esto fue en la calle Libreros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Ay qué bueno! Menos mal que conseguiste pillarle desplegado jajajajaja. Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Junkal. Había que aprovechar el momento del estirón.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Una foto refrescante y divertida, pero no se porqué todo el mundo quería tocarle. Besos

    ResponderEliminar
  12. Gracias Henar. Pues yo tampoco sé el empeño del personal por atusarle la "cabeza" pero... cosas más extrañas se ven por el mundo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Para mí que un gusano terrestre con pinta de chuleta de playa y tú nos quieres meter miedo, jejeje. Te pillé, Juan Carlos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Gracias Carmen. Lo que es miedo daba poco, solo cuando de pronto se encogía y extendía sin avisar. Por lo demás se paseaba por Salamanca como si hubiera estado allí de siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Je! Esta es buenísima! Me encanta.

    ResponderEliminar
  16. ¡Ah! y gracias también a mi nuevo visitante rumano Cimpoaca.

    ResponderEliminar