jueves, 16 de diciembre de 2010

El Bosque (III). Jardines y bosques (I)

Salimos del estanque, o quizá no..., pero dirigimos nuestra mirada alrededor, a lo que lo rodea.

17 comentarios :

  1. ...menudos rincones chico, que belleza...que colorido...el conjunto debe ser brutal, me lo imagino como un lugar en donde una puede irse con un libro y perderse de todos los demás rollos y ruidos de la vida...es así?...un abrazo...

    ResponderEliminar
  2. Qué expesura de bosque, ¿son robles?... bellos colores que transcienden lo puramente gráfico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Un sitio mágico, con historia que merece la pena descubrir. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias.

    MiMundo, efectivamente uno de los usos más habituales del sitio que ves en la segunda foto es cogerse un libro y disfrutar a la sombra en pleno verano.

    Ángel, son robles y... no me acuerdo del nombre del otro árbol, a ver si alguien nos auxilia de mi falta de conocimientos botánicos.

    Henar, lo seguiremos descubriendo, incluso algún día con niebla ¿eh?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Grandes esas fotos, vaya bosque lleno de colores y pedazo rincón, para perderse un rato.
    "Daría un largo paseo por el bosque y embriagaría mis ojos con todas las bellezas del mundo de la naturaleza, intentando desesperadamente absorber el gran esplendor que se despliega en todo momento ante lo que pueden ver. Helen Keller"
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Qué esplendido bosque nos ofreces hoy, Juan Carlos, tan pictórico y majestuoso. Un alarde de colores, de alfombras naturales, un tapiz ideal para perderse por ahí.... ¡felizmente!.

    Un abrazo,

    Luis.

    ResponderEliminar
  7. Gracias.

    Enrique, pues sí, fíjate si es para perderse que nos tiramos nada menos que cuatro horas para recorrer todo, con explicaciones de un experto.

    Luis, el lugar es en cierto modo, una obra humana hecha en consonancia con la naturaleza que la rodea por una de sus partes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Juan Carlos, qué extraño que no aparezca nadie en estas dos fotos, ¿las has borrado con photoshop? Lo digo porque aquel día éramos bastantes...Seguro que te esperastes hasta que diese la impresión de que sólo estábais tu cámara y tú.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Gracias Carmen.

    Jajajajajaja. ¡No me desveles los secretos fotográficos! Las dos están retocadas en algún aspecto de niveles o saturación, pero no he quitado a nadie de ellas, solo es cuestión de adelantarse o retrasarse del grupo o, como en la primera, ir a mi bola mientras veíais la pequeña fuente dentro del bosquecillo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Un lugar lleno de belleza y es precioso.

    Parece encantado...muy bonito.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Tan buenas son las fotos como la búsqueda de esos rincones tan especiales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Juan Carlos, parece que los bosques y los jardines se mezclan formando un todo de forma salvaje pero controlada.

    Un abrazo
    el lio de Abi .weebly
    el lio de abi

    ResponderEliminar
  13. Gracias a los tres. Efectivamente es un lugar muy especial. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Las fotos reflejan tranquilidad y sobre todo frescura sin contaminación aire puro. Dos buenas tomas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Gracias Bernardo. La tranquilidad de un día sin prisas y el aire puro de las cercanías de la montaña.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Aquí encuentro la paz que busco, aquí te encuentro a tí y tu sabiduría. Gracias!

    ResponderEliminar
  17. Gracias Paco. Un abrazo.

    ResponderEliminar