Este blog está inactivo. Puedes seguir visitando entradas anteriores y comentando. Continúo en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces justo debajo).

miércoles, 29 de febrero de 2012

Las espadas de Damocles

Era la impresión que daba estar debajo de estos enormes chuzos.

22 comentarios :

  1. Buenos chuzos si señor y buen plano contrapicado para resaltar más su apariencia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Poco saludable, sí. Ponerse debajo. Aunque cerca si estabas.
    Salud_os

    ResponderEliminar
  3. Gracias.

    Jesús, el contrapicado era obligatorio, los tenía tres o cuatro metros por encima... y no había otra forma de sacarlos salvo desde lejos y con lo que nos costó llegar hasta ahí...

    Manolo, bueno, a moverte si caían yo creo que daba tiempo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ahí si que ha hecho frío Juan Carlos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Juan Carlos, no me extraña que diera esa impresión.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Ya te digo, resultan amenezantes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Gracias.

    Ángel, pues sí, a 1.700 m. y cuando ya la ola de frío empezaba a remitir.

    Abilio, la daba, no lo dudes.

    Inma, por supuesto no era muy recomendable estar mucho tiempo debajo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta, Juan Carlos. Parecen rayos de cristal con sus destellos sobre el fondo desvaido.

    Un abrazo,

    Luis.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Luis. Tan de cristal... que se podía romper.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Valiente y osado ponerse a tirar esa bella imagen bajo los chuzos o carámbanos.
    Un saludo.
    Gelu.

    ResponderEliminar
  11. Vaya punta que tienen esos chuzos...Mira que si se deshace uno y te hace una pitera:)
    Un beso.

    Pd. Has acertao... era facíl, ese es el postre:)

    ResponderEliminar
  12. Gracias Laura. Menos mal que no se cayó ninguno.

    En cuanto a la adivinanza estaba claro, tercer capítulo Segovia capital.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Un tanto arriesgada esta situación, pero mereció la pena no? el resultado es espectacular! Un milagro más de nuestra madre naturaleza, regalándonos esas formas y contrastes. Y tú, no te pierdes una!
    Besos Juan Carlos!

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno el contrapicado, como dice Jesús, este año hemos visto muchas heladas, pero poca agua.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  15. Gracias.

    Olga, lo cierto es que no cayó absolutamente nada durante la hora que estuvimos ahí. Hacia mucho frío.

    Ana, parece que se acercan las lluvias...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Esta foto bien podría ilustrar el dicho "Caer chuzos de punta", ¿no crees?
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Gracias Carmen. Exacto, tu lo has dicho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Cuidado con estos que si te caen encima seguro que hacen daño.

    Muy buen punto de vista.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Gracias Mª Ángeles. Seguro que hacen daño, pues anda que no pesan...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Hola
    Genial esta foto.
    La naturaleza tiene encantos, pero me encantan más los que lo saben ver.
    felicitaciones!

    ResponderEliminar
  21. Gracias.

    María, en fotografía hay que buscar siempre la forma más interesante de presentar las cosas. De frente quedaría bonitos pero así...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Dado que el blog está inactivo todos los comentarios tienen moderación previa para evitar el spam, pero no te preocupes, si el tuyo es un comentario "normal" saldrá publicado.