Este blog está inactivo. Puedes seguir visitando entradas anteriores y comentando. Continúo en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces justo debajo).

domingo, 9 de diciembre de 2012

Del suelo al cielo

Desde el sitio de la entrada anterior, mirar al cielo ofrece una vista llena de matices.

13 comentarios :

  1. Si señor, preciosa. Muy original y llamativa. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. original no, porque hay muchas parecidas pero llamativa y bonita si, hasta yo mismo tengo una que ya saldrá con algun adorno al fondo.

    abrazos

    ResponderEliminar
  3. ...y pudimos ver el cielo, al abrigo del otoño. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Puro otoño en esas pocas hojas que quedan. Pura naturaleza para respirar desde este lado e la ciudad.
    Un abrazo Juan Carlos

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho Juan Carlos pero, yo hubiese cerrado un poco más el campo para distraer un poco menos la atención entre tanta hoja y rama.
    De cualquier modo me parece fantástica.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola, ya quedan pocas fotos de este tipo, a medida que pasa el tiempo, se acerca mas el invierno y en cierta manera estos arboles estaran ya en su final en cuanto las hojas..... las tomas de este tipo me gusta bastante, da otra dimension a la fotografia convencional.... un abrazo juan carlos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias.

    Javier, levanté la vista, la vi...

    Ripley, hombre, hay muchas así, yo también las tengo, pero me gustó el fondo con las ramas y el cielo y las hojas, escasas, en primer plano.

    Edward, se cayeron y nos permitieron ver más allá.

    Ángel, lo bueno de aquí es que tenemos mucho de esto, nos faltarán cosas que hay en las ciudades más grandes, pero a cambio tenemos un montón de bosque.

    Luis, tienes razón, aunque hubiera tenido que renunciar a algunas hojas.

    Bird, lo cierto es que es de hace más de dos semanas... ya no queda nada. Eso sí, los suelos siguen muy alfombrados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. El color del otoño, suave, dorado y efímero.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Henar . Podía durar un poquito más, los colores y la luz otoñal siempre me encantan.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Una buena maraña de hojas:))
    Con este frio, cada día están los árboles más desnudos
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Gracias Laura. Poquitas quedaban y seguro que a día de hoy ninguna.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Y del cielo al techo, porque esas hojas amarillas estaban a punto de caer. De todos modos es impresionante darse cuenta de los matices que se pueden captar de las nubes y de los obstáculos que se interponen ante nuestra vista en un paseo cotidianpo por el monte entre nosotros y el cielo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Gracias Carmen. Siempre es bueno mirar hacia arriba sin despegar los pies del suelo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Dado que el blog está inactivo todos los comentarios tienen moderación previa para evitar el spam, pero no te preocupes, si el tuyo es un comentario "normal" saldrá publicado.