Este blog está inactivo. Puedes seguir visitando entradas anteriores y comentando. Continúo en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces justo debajo).

domingo, 16 de agosto de 2009

Al borde del abismo

¡¡Literal!! Fuímos a la Laguna del Duque o de Solana (Sierra de Béjar). Es una laguna represada para aprovechamiento hidroeléctrico y el punto en el que me encontraba es desde donde se acciona la manivela para abrir o cerrar la compuerta que comunica con el tubo que baja un desnivel de unos 300 m. hasta la central que está en el valle. Hasta el agua debe haber cinco o seis metros desde donde tengo el pie.

14 comentarios :

  1. Hola Juan Carlos :) estaba dando un repasito a tu blog, voy poniendome al dia poco a poco :) veo que no has perdido el tiempo :)

    Chulisima esa foto de Béjar Blues, es de poster, me encanta, y el Rojo Fuego tambien es preciosa, amén de las demás, estupendas :)

    Y de las vacaciones, que? :)

    Un enorme abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Merce. De las vacaciones... dentro de un par de semanas empezarán a salir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un pie bastante decidido a afrontar el peligro!!

    Bonita y atrevida la fotografia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias. Lo cierto es que era bastante seguro aunque para los que tengan vértigo...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. A cualquier cosa llamas tu al borde del abismo, anda que no te gusta enredar...

    ResponderEliminar
  6. Vale, vale,... solo eran cinco o seis metros...

    ResponderEliminar
  7. Impresionante, es una de esas fotos que yo no podría hacer.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Muito bem sacada esta photo, nuances e qualidade de primeira linha. Abraço

    ResponderEliminar
  9. ¡los que tenemos vértigo lo pasamos un poco mal en situaciones como la que nos han plasmado perfectamente en tu fotografía ! (aunque a fuerza de insistir nos lo vamos quitando)

    Enhorabuena por la foto

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Gracias.

    Pili, es sencillo, ponerte la cámara delante e imaginar que no estás ahí.

    Tossan, encantado de verte de nuevo.

    Pablo, no te creas tu que se quita ni a fuerza de obligarse pero todo es darle a un botón.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. 5 o 6 metros de nada y por si acaso la cosa se rompe y hay que inmortalizar el salto al vacio vas preparado con la cámara en las manos, que valor!! ya te vale yo es que no me hubiera acercado ni para asomar la cabeza.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Ripley. Mejor no te cuento como se llega hasta este punto...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. … con la mirada en cualquierparte…

    Cinco metros y caes en agua. Vamos, prefiero ochocientos metros y caer en piedra... pero otro día.
    Llamativos cordones pistachos.

    ... saludos

    CR & LMA
    ____________________________

    ResponderEliminar
  14. Pero hombre Ñoco, no digas eso siendo el comentario nº 13 jejejejeje.

    Los cordones pistachos son los que venían con las botas, que tienen ya muchos años y kilómetros recorridos.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Dado que el blog está inactivo todos los comentarios tienen moderación previa para evitar el spam, pero no te preocupes, si el tuyo es un comentario "normal" saldrá publicado.