A partir del 9-11-2017 este blog quedará inactivo aunque puedes seguir visitando entradas anteriores. Puedes seguirme en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces más abajo).

martes, 10 de marzo de 2009

Caricias

El sentimiento maternal se da en todas las especies.

26 comentarios :

  1. Mui hermosa. Belos animales.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Veo que te has incorporado :) ojala el descanso haya sido satisfactorio.

    Tierna imagen, cierto, la marternidad es algo dificil de explicar, una imagen vale mil palabras.

    Biquiños :)

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos.

    JR, cierto, bonitos animales. El ternero por como andaba yo creo que tenía no muchos días.

    Merce, era muy bonito ver la ternura con la que la madre acariciaba con el hocico el lomo de su pequeño.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Naturaleza en estado salvaje. Entran ganas de achuchar al ternero....precioso momento el que has captado!

    ResponderEliminar
  5. Bonita toma, amor de madre, bien reflejado.
    saludos.

    ResponderEliminar
  6. muy bonita, me gusta mucho el instante que captaste. parece como si te hubieras agachado para poder fotografiar al pequeño dsd su altura

    ResponderEliminar
  7. Gracias.

    José María, lo que más me impactó es que andaba auténticamente como un recién nacido. Le he visto de nuevo hace unos días y ya está más crecidito.

    Toni, a ver... sobre todo cuando son tan pequeños el amor maternal se refleja enseguida.

    Ripley, no me agaché, estaba un poquito más alto que ellos y con una ligera pendiente, por eso el desenfoque del primer plano de hierba.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Me he quedado impresionada con tus fotos, me encantan todas, sigue así, con tu permiso te ire siguiendo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Que imagen tan tierna, me gusta como has captado esta imagen.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Muy bonita, muy tierna, muy maternal.
    Una toma que lo dice todo por si sola.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Gracias.

    Alyka, bienvenida y por supuesto puedes venir cuando quieras.

    Abe, ciertamente es tierna la imagen.

    Mª Ángeles, la escena me cautivó desde el primer minuto, había que sacarla.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Tierna y bonita foto!

    ResponderEliminar
  13. Ternura en estado puro, una imagen muy entrañable.
    Un abrazo me alegro de tu vuelta.

    ResponderEliminar
  14. ¿Moruchas? Qué imagen más preciosa, transmite toda la ternura y cariño de la madre hacia el ternero. Si era recién nacido seguro que la madre le estaba limpiando aún. Me encanta! saludos.

    ResponderEliminar
  15. Gracias.

    Javier, es que no lo pude resistir y disparé.

    Jordi, pues sí, entrañable.

    Junkal, a la raza ya no llego. Podría tener unos días, se le notaba que caminaba con dificultad todavía.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. La ternura hecha caricia y la caricia hecha piel. El contacto físico, que tanto nos avergüenza y tanto nos consuela.
    Es una foto transmisora de sentimientos. Me alegro compañero.
    Un gran beso para tí.

    ResponderEliminar
  17. En todas que no quepa duda...qué hermoso momento, se le llena a una el alma de algodones :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Gracias.

    Marina, que sería de un recién nacido sin sentir el contacto con su madre...

    Haideé, fue de esos que estás justo cuando ocurre. Toda una suerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola JC!

    Una ternura de imagen!

    Muy cierto lo que apuntas y en cuanto a los sentimientos, deberíamos aprender mucho de lo que son capaces de dar aquellos que pertenecen a otras especies!

    Un beso

    ResponderEliminar
  20. La madre protege a la cría ante la presencia de un extraño. Estas vacas blancas no son habituales de estas tierras. Un saludo

    ResponderEliminar
  21. Gracias.

    DG, a los humanos muchas veces nos puede el egoismo, oportunamente mezclado con un poco de materialismo. Nos deberíamos librar de ambas cosas y mirar con los ojos del corazón y del alma.

    Andrés, el extraño estaba muyyyy lejos, aunque supongo que me verían no suponía ningún peligro.

    Por aquí son muy habituales las vacas blancas, pardas o las negras. Las típicas de chocolate Milka, sin embargo, escasean.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Que instante más tierno has captado y desde luego lo has hecho con los ojos del corazón y el alma.
    Preciosa imagen.
    Abrazos y bienvenido.

    ResponderEliminar
  23. Estoy con espectadora... todo sentimientos y sensibilidad... magnifica foto...

    ResponderEliminar
  24. Gracias a los dos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Con la mirada ausente...

    Creo que una tierna imagen de una buena fotografía nos hace olvidar la cruda realidad. No siempre el espíritu maternal puede ser aplicado a todas las especies.

    ... un saludo

    CristalRasgado & LaMiradaAusente
    _____________________________

    ResponderEliminar
  26. Bueno Ñoco, digamos que al menos en los mamiferos se da en todos salvo casos raros.

    Gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar