martes, 8 de mayo de 2012

Playa de Suances

Nos vamos de Cantabria, no sin haber disfrutado mucho de lo que nos ofreció.

9 comentarios :

  1. Buena foto Juan Carlos.
    Mar Cantábrico con cielo nublado...de lo mas ideal.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Como me gustaría vivir en una ciudad con mar (y montaña cerca), por pedir ...
    Parecen minúsculos frente al mar.
    Un abrazo Juan Carlos

    ResponderEliminar
  3. Gracias.

    Juanjo, la pena era la poquita luz que había. Menos mal que tenía donde apoyarme.

    Ángel, eso sería ciertamente ideal, aunque yo cambiaría por ciudad con montaña y mar cerca.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. la mar estaba picada y el día desapacible, auun con todo le supistes sacar partido. Cuando yo fuí a Suances, hace ahopra unos añitos, en pleno verano pude disfrutar dándome un baño en esta playa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me fascina esta foto, es que el mar me "pierde"...
    Lo que más me atrae es el contraste de los colores, y partiendo la foto en diagonal...
    Excelente!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias.

    Carmen, el día estuvo desapacible como toda la Semana Santa, pero me llamaba la atención la escena y a pesar de las dificultades logré sacar lo que quería, más o menos.

    Remei, lo cierto es que era difícil sacar la arena con ese tono húmedo, no había manera. Tuve que ingeniármelas para engañar un poco a la cámara. Y el espigón ahí estaba y como hacia la izquierda no había nada interesante adquirió protagonismo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Maravillosa foto..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muy buena. Me gusta el contraste que tiene la foto...y sobre todo el mar...me iría a vivir cerca:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Gracias.

    Ilóve, el sitio era idea para hacerla. Bienvenida.

    Laura, el contraste, aparte de obligar a la cámara a sacar determinados tonos, luego se consigue muy bien en el procesado en el ordenador. Como ya decía yo antes yo me iría a vivir cerca, pero que además hubiera montaña.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar