martes, 31 de julio de 2012

El paso del tiempo

No es la misma compuerta, me di cuenta al llegar a casa con la imagen de hace unos días. La primera, la de 2.007, es la que se ve al fondo desenfocada en la segunda foto, la de 2.012, pero el resultado es el mismo. En cuatro años y medio han pasado de un engrase y una limpieza total a aparecer con cierta patina herrumbrosa y algunos líquenes por encima. Habrá que darles un nuevo repase para que puedan cumplir su función con eficiencia.

5 comentarios :

  1. Si que se nota si...y es que el tiempo siempre deja su huella.
    Saludos.-

    ResponderEliminar
  2. Pienso lo mismo...se nota ...claro que si...pero el fondo esta igual....es decir que mantiene su personalidad..de eso se trata....por lo que comentas de estos meses veraniegos,es lo mas normal y respetable,llega un momento que necesitamos desconectar un poco,descansar y quizas distraerse con nuevos proyectos o salidas ,,, me parece justo lo que dices,por lo tanto cuidate juan carlos y tranquilo...descansa lo que puedas .,,un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Juan Carlos, que curiosa coincidencia que las dos compuertas estén juntas y con una diferencia de cuatro años se note el paso del tiempo de esta forma.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. El hierro es como la piel humana que acusa el paso del tiempo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos. Están situadas en la Ruta de las Fabricas, junto al río Cuerpo de Hombre, para dar paso a los canales que servían, y algunos todavía sirven, a las fábricas. Es una ruta de visita inexcusable cuando se viene a Béjar, en cualquier época del año.

    Mañana nueva foto. Un abrazo.

    ResponderEliminar