A partir del 9-11-2017 este blog quedará inactivo aunque puedes seguir visitando entradas anteriores. Puedes seguirme en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces más abajo).

martes, 30 de octubre de 2012

Amontonados

Sé que hice la foto en un museo, en París, pero yo creo que de la impresión que me dio, he olvidado el nombre del lugar y su ubicación.

Por cierto... última foto realizada en París que saldrá en el blog.

15 comentarios :

  1. Tanto muñeco amontonado da un poco de cosita ¿verdad?

    ResponderEliminar
  2. A mi también me resultan inquietantes, supongo que se debe a toda esa subcultura que relaciona los muñecos con la angustia o el terror, eso o veo demasiadas pelis de miedo, je,je,je
    Bien vista
    Un abrazo Juan Carlos

    ResponderEliminar
  3. Hola Juan Carlos, parce una bacanal de muñecos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Lo primero decirte que la foto de portada me gusta, todo un acierto.
    Pues si que da cosa la foto si. Buena toma.
    Un abrazo.

    Fotografia Juanjo Mediavilla

    ResponderEliminar
  5. Gracias.

    Juan Carlos, sí... a mi me dio.

    Ángel, yo veo pocas pelis de miedo, quizá por eso no estaba acostumbrando a tanto ojo de plástico mirándome.

    Abilio, bacanal, bacanal,... como que no.

    Juanjo, la portada fue de una mañana luminosa, la del pasado domingo. La foto, efectivamente, da algo...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que impresiona, tiene algo que te da respeto, es una fotografia muy diferente al resto, pero supongo que es imposible no realizarla por lo curioso del asunto,coincido en que la foto de portada es excelente, me gusta muchisimo esta que has puesto en concreto juan carlos.

    Un abrazo y cuidate.

    ResponderEliminar
  7. Si son un tanto inquietantes.
    La cultura de este tipo de cosas son así.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias.

    Bird, yo lo considero inquietante. Menos mal que está la foto de cabecera para compensar.

    Luis, yo es que... no sé... amontonar un montón de muñecos en un contenedor de plástico transparente... ¿eso es cultura? Impactante, inquietante y hasta un poco tétrico, sí que es.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Venga al lío...El caso es llamar la atención:))
    La cabecera preciosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Como te comentan, Juan Carlos, sí que resulta inquietante tanto muñeco amontonado. Buena la nueva foto de cabecera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. A mí me recuerdan a mi infancia, ahora hay otros juegos mas pedagógicamente educativos pero jugar con los muñecos era una guapada. Creo que la foto es del museo de ciencias. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Gracias.

    Jesús, muy cierto. La foto de cabecera está hecha en Monte Mario, en el camino de la Fuente de la Hoja a la Cascada, por si te sale un día bueno y quieres hacer contraluces con las hojas.

    Henar, quizá fue en ese museo... No sé si habrá juegos más pedagógicamente educativos pero los que teníamos en aquella época creo que daban más margen a la imaginación que los que tienen ahora.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. es inquietante sí, definitivamente tiene algo siniestro a pesar de los colorines.

    abrazos

    ResponderEliminar
  14. Gracias Ripley. Por algo no la puse en B/N... no fuera a ser que espantara a todo el mundo del blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar