Este blog está inactivo. Puedes seguir visitando entradas anteriores y comentando. Continúo en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces justo debajo).

martes, 16 de octubre de 2012

Cambiemos de tercio

Han sido prácticamente dos meses parisinos y ya es hora de ir cambiando... Todavía saldrá alguna, pero ya sin que lo principal de la foto sea París.

En este caso nos hemos quedado más cerca, una de esas fotos que surgen por casualidad según va uno paseando por el campo.

17 comentarios :

  1. Que preciosa imagen, Juan Carlos, con esas espigas protagonizando el paisaje....

    Amigo Juan Carlos, tus comentarios siempre me han alegrado....

    Un abrazo,

    Luis.

    ResponderEliminar
  2. Vuelve lo cotidiano con un ligero viento de otoño.

    ResponderEliminar
  3. Gracias.

    Luis, el otoño comienza y hay que empezar a recibirle.

    Henar, es la vuelta a la normalidad, a una época de colores que llenan todo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. pues me gusta mucho la casualidad en fotografia. te ha quedado niquelada. otra vez me sorprende la diferencia de nitides entre tus imagenes.

    la anterior no me convencia nada y esta en cambio me parece estupenda. y no hablo de gustos ni motivos...sino de calidad, definicion, de pixeles, vaya.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ¿La foto es de ahora, Juan Carlos? Lo digo porque veo los árboles del monte (la mayoría castaños, creo) todavía verdes. Bien es verdad que está tardando un poquillo en entrar el otoño...
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Un cambio de tercio brusco, de las imágenes urbanas de una gran ciudad como Paris, a las paisajistas, pero no por ello menos bellas, Juan Carlos, me gustan esa pajas secas en primer plano en contraste con ese paisaje verde de fondo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias.

    Ripley, el asunto es que en esta foto la nitidez se centra en una sola cosa, la hierba alta, mientras en la otra se reparte, y mucho, en varios puntos que quedaban a la misma distancia de la cámara, pero separados entre sí. En esta la diferencia de distancias entre el fondo y el primer plano es inmensa, con lo que notas mucho más la nitidez de lo que quise enfocar.

    Carmen, la foto es de finales de Agosto, evidentemente nada otoñal.

    Jesús, se imponía ya cambiar de tercio, ha sido mucho tiempo sin salir una foto campestre. Lo que me hizo pararme y hacer la foto fue la altura que tenían sobre ese fondo verde.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. ah pues así sí, ayer me di un paseo por el otoño del 2008, ¡que tiempos! ¡cuanta vida y ebullición en los blogs.
    abrazos

    ResponderEliminar
  9. Las pestañas las he introducido hasta final de año mínimo. Mi temporada fotográfica favorita es el otoño... Cuando empiece a hacer, y publicar, fotos de este otoño pondré una pestaña más. En 2.008 el mundo de los blogs era otra cosa, no había tantos y se publicaba y comentaba más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Juan Carlos, cuantas cosas pasan en la vida sin buscarlas, unas buenas y otras no tanto. En las fotos pasa lo mismo y en este caso has acertado, con colocar las hierbas en primer plano.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Si que hemos dado un buen salto:)) y este lo tenemos cerquita. Que bonito estaba el monte en agosto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Gracias.

    Abi, fue lo que me llamó la atención, sino quizá hubiera pensado en que esto antes era un bosque de pinos, que ardió hace unos años.

    Laura, pero que muy cerquita, en Monte Mario dando vista hacia la sierra.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola juan carlos,ya vuelve el dia a dia,y poco a poco nos vamos dejando atras esos momentos, en los que un viaje o una salida,nos da alas para seguir disfrutando de la vida en todo su esplendor,menos mal que hay mas dias que sardinas, y siempre se encuentra uno, con algun momento en donde poder visitar sitios nuevos,esta foto es muy limpia,me gusta mucho la naturaleza que se supone que es de donde vives,,,una zona muy bella y lleno de rincones como este...un abrazo y a seguir,,cuidate.

    ResponderEliminar
  14. Un paisaje envidiable, suerte de quién como tú lo puede gozar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Gracias.

    Bird, los alrededores de Béjar son puro campo, puro bosque en muchas zonas, con lo cual da para hacer muchas excursiones y muchas fotos.

    Nonna, el cemento, los semáforos y el asfalto ocupan una parte, pequeña. El resto es como ves.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Genial contraste entre el dorado y el verde, enhorabuena. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Gracias. El dorado es el del final del verano y el azul el de los cielos limpios que hay también en esa época del año. Un saludo

    ResponderEliminar

Dado que el blog está inactivo todos los comentarios tienen moderación previa para evitar el spam, pero no te preocupes, si el tuyo es un comentario "normal" saldrá publicado.