jueves, 23 de agosto de 2012

El símbolo por antonomasia de...

¡¡París!!

A contraluz, en un día no especialmente claro, pero una foto de esta torre, diseñada por Eiffel, nos hace no dudar de donde estamos. Empieza la serie, recorreremos algunos lugares de esta emblemática ciudad a través de las fotos.

10 comentarios :

  1. c'est rafraichissant comme vue

    ResponderEliminar
  2. ¿ves como tenia metro?

    que callaito te tenías el viaje, al menos yo no sabia nada

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué viaje, Juan Carlos! Me quedé pensando desde la primera pista en una ciudad españolas y descarté cualquier posibilidad de un país extranjero. Incluso me decanté más por esa opción al aparecer en la primera pista el cartel del Banco Popular (creo que era este banco). Estoy deseando ver vuestro reportaje.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Gracias.

    Kenkiz, muy refrescante dado el calor que hacía ese día.

    Ripley, pues sí, tiene metro, muy bien preparado. Yo como siempre voy de incognito...

    Carmen, la oficina del banco era el despiste. Saldrán muchas fotos próximamente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Una foto de la Torre Eiffel bastante original y muy refrescante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Refrescante sobre todo dado el calor que hacía. Gracias Henar. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Juan Carlos, de nuevo dejando comentarios en los blogs amigos.
    Los gallegos dicen que para torre la de Hércules, que esto no deja de ser un andamio.
    Bonito contraluz.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias Abi. No conocía yo esa opinión de los de La Coruña... :D También he estado allí aunque no he subido.

    Lo cierto es que ahí está con sus 300 y pico metros y sus millones de visitas al año, que para ser una estructura que iba a ser provisional son muchas visitas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Sabes que está en Pie por las antenas que tiene arriba?? ... Querian derribarla:( que sería de París sin ella...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Laura. Conozco esa historia. París sería muy diferente sin su torre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar