Este blog está inactivo. Puedes seguir visitando entradas anteriores y comentando. Continúo en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces justo debajo).

viernes, 29 de mayo de 2009

En el momento justo

Esta foto necesita un poco de modus operandi... Estaba yo en el estanque de los delfines cuando voy a hacer una foto y... "sin baterías". Total que a toda prisa, pues llegaba este momento cumbre de la actuación de los delfines me dispuse a ponerle a la cámara las de repuesto. Tan justo llegué que cuando me quise dar cuenta la entrenadora estaba ya subiendo las escaleras así que enfoqué y me mantuve quieto con la cámara apuntando al sitio justo, el reductor de vibraciones puesto porque el pulso no estaba para bromas y... ¡¡saltó!! Disparé y cuando vi la foto en el ordenador me di cuenta de que había logrado apretar el botón en el momento justo, ni antes ni después.

22 comentarios :

  1. Suas fotos são pura magia... Lindas!!!
    Vou voltar mais vezes!
    Luísa

    ResponderEliminar
  2. Pfffff, que carrera estoy agobiada solamente de pensarlo, el cambio de pilas siempre surge en el momento que mas prisa tenemos. jejejejeje.
    Tu paciencia y tu ojo tubieron su recompensa, pillar el momento justo.
    Bonita foto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy justo que esta casi le da un besito, la foto es genial, saludos.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades!! una foto que no es nada facil de odtener muy bien lograda.

    ResponderEliminar
  5. muy miuy oportunno sin duda
    que buen momento

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos.

    Lo cierto es que todavía no me lo creo, porque además no puse ni el disparo en ráfaga ni nada, así, a lo que saliera porque tampoco me daba tiempo para más después de la carrera contra-reloj con las pilas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Buen momento y 8un triangulo casi perfecto.Saludos buena la entrevista con el Ripley

    ResponderEliminar
  8. Gran momento Juan Carlos el captado, hay que estar atengo por la mirilla y saber disparar en el momento justo!!. En este tipo de fotos muchas veces me planteo si me estoy perdiendo realmente todo por unas fotos.... pero disfruto de lo lindo detrás del visor aunque sea más pequeña la visión!

    ResponderEliminar
  9. Pues diste en el clavo, vaya que sí. A veces uno hace fotos sin saber el resultado final y luego te llevas cada sorpresa... (las que creías el sumum de la belleza son auténtico fiasco y las que ibas a borrar nada más llegar a casa son el colmo de la belleza)

    Qué simpático el delfín: desprende fuerza y plata, agua y habilidad. Y la chica... qué valor. El pecezote no muerde, pero puede no calcular bien, y el chapuzón es inminente.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. ¡Y que lo digas, Juan Carlos!

    Más justo el momento no puede ser.

    No tengo más remedio que felicitarte por esta magnífica foto. Un instante antes o después y no hubiera sido lo mismo.

    ¡Enhorabuena, campeón! Me haces palidecer de envidia de la mala, (la envidia buena esa que dicen, no existe), cuando la miro una y otra vez.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias.

    Antes de nada dar el recibimiento, pues no los había visto comentar a Luisa N. y Toni Bra, encantado de veros por aquí.

    Toni, José María... El momento podía haber sido una décima de segundo antes o después. Habría salido también una foto estupenda con el delfín en el aire y no pasaría de ser una más de las muchas que seguro que se hicieron. El asunto fue que pille el momento exacto... y sin pretenderlo.

    Carmen, desde luego que hay veces que las fotos, viéndolas en el ordenador, te sorprenden. Me ha pasado sin ir más lejos esta misma mañana.

    Jota Ele, nada, tu tienes el zoo ahí a mano (otra cosa es la clavada de la entrada) para intentarlo las veces que quieras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. a veces las casualidades tienen estas cosas. es de esas fotos que si las buscas rara vez se acaban consiguiendo. Un buen modus operandi el tuyo en esta ocasion. Estaré atento.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Ripley. Es cierto, si lo intento no me sale.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Justo, justo y preciso Juan carlos, como diría el maestro has captado "el instante decisivo". Muy buena

    ResponderEliminar
  15. ...¡que bien te sonó la flauta!...pero además de la casualidad, en ti confluyen más condiciones...la experiencia y el arte por ejemplo...así que, amigo Juan Carlos...no me disimulessss...un abrazo...

    ResponderEliminar
  16. Pues menos mal que te diste prisa porque un segundo más y ya está el delfín con el bocado en el estómago y le sacas la cola ;-). El modus operandi de lo mejor, la foto genial! Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Gracias.

    Mimundo, fue una recompensa al stress del cambio de pilas, por lo demás pura coincidencia.

    Junkal, cuando la vi en la cámara solo me dije, "que bien, ha salido el agua en el aire y el delfín arriba". Lo que no sabía era que el pececillo todavía colgaba de la boca de la exploradora.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Esto es punteria y de la buena, paciencia y muchos clics o quizas solo uno, sea como sea, te ha quedado perfecta. Te felicito

    ResponderEliminar
  19. Solo uno, Joan, solo uno. Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Precision, esto es precision :)

    Yo aun tengo que ahorrar para las baterias de repuesto jajajaja, me lo hubiera perdido...

    Me encanta el agua como cae :)

    ResponderEliminar
  21. Gracias Merce. Mi cámara admite pilas normales si te quedas sin las recargables. Y lo de la precisión, pues bueno... fue suerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Dado que el blog está inactivo todos los comentarios tienen moderación previa para evitar el spam, pero no te preocupes, si el tuyo es un comentario "normal" saldrá publicado.