Este blog está inactivo. Puedes seguir visitando entradas anteriores y comentando. Continúo en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces justo debajo).

sábado, 24 de octubre de 2009

A flote

Resultaba curioso ver como solo unos pocos quedaron por encima del agua.

15 comentarios :

  1. Los pobres. cogelos que no pueden flotar!!! jejejejeje.
    Ese fruto centra la atencion de la foto.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mª Ángeles, la verdad no sé desde donde habrían venido porque allí mismo no había más que estos, ni ningún árbol del que colgaran, así que destacaban un montón.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, Juan Carlos. El rojo nos lleva inevitablemente la vista hacia ellos.

    bien vista.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Mas que unas chiribitas (en mi casa las llamamos así) es un pequeño ser que lucha por sobrevivir porque, según están colocadas, parece un bichillo con cabeza, patitas y cola. Y las piedras la piel arrugada y brillante de un gran escualo.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Gracias a los dos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. A mi lo que me gusta es la composición general , la texturas, luces y sombras y los reflejos, si querias centrar la atencion sobre la sbolas rojas quizá un plano un poco mas centrado, si pretendias incluirla en un un mosaico y jugar con la abstraccion, si lo consegiste

    ResponderEliminar
  7. Hola Juan Carlos, pues a mi si me gusta, ese rojo de los frutos (parecen de serval).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias.

    Brujo, están ahí pero no quiero centrarme en ellas. Precisamente tengo otras dos con primeros planos pero no me gustaban y al final hice una toma general. Su color atrae pero no es lo único de la foto que quería que se viera.

    Abi, son habituales por aquí, incluso como plantas de jardín. Los he visto también en color naranja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Son gruños? uy que riquito patxaran bien fresquito!!!

    Bicos

    ResponderEliminar
  10. Una gran composición. Esa diagonal entre la piedra y el agua hace que resalte el centro. Muy lograda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Una foto muy bonita de esos frutos flotando, es genial, me he paseado por tu blog es muy interesante. Saludos

    ResponderEliminar
  12. Gracias.

    Merce, no tengo ni idea de lo que son, crecen en unos arbustos tirando a espinosos.

    Jan, la foto de último recurso es la que al final quedó bien.

    Mª Ángeles, gracias por tu visita, espero verte más veces por aquí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Parece una tortuga (roja eso sí)hasta que haces grande la foto, y puedes admirar esa belleza.... una foto fantánstica, eso es saber "disparar".... Un beso :)

    ResponderEliminar
  14. Sigues mostrándonos la belleza del agua y de sus más insignes "navegantes", trazando sus giros en marcha triunfal.

    Preciosa foto, Juan Carlos, sacada entre la armonía de ese atractivo rincón.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Gracias a los dos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Dado que el blog está inactivo todos los comentarios tienen moderación previa para evitar el spam, pero no te preocupes, si el tuyo es un comentario "normal" saldrá publicado.