domingo, 6 de abril de 2008

Descansando

Lo descubrí por su canto. Fue difícil pues era pequeño pero el que el árbol estuviera todavía sin hojas ayudó. Fue un paseo solitario en el que únicamente el canto de los pájaros me acompañó.

No hay comentarios :

Publicar un comentario