jueves, 3 de julio de 2008

La naturaleza recupera lo que es suyo (II)

Hace muchos años que este chalet ardió por los cuatro costados, creo que ya estaba abandonado por entonces y no se volvió a recuperar. Con el tiempo, como siempre, la naturaleza invade las obras del hombre y recupera lo que es suyo.

18 comentarios :

  1. Al César lo que es del César, no hacemos más que quitar y al final la naturaleza siempre que puede vuelve a su lugar.
    Bonitas tonalidades verdes.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rubén la verdad es que estaba todo absolutamente y destacaban las ruínas en medio, eso fue lo que me llamó la atención junto con el enorme pino que parece querer protegerlas.

    ResponderEliminar
  3. holas JC, bueno tu comentario me hizo recordar que en brasil y venezuela, seguramente en muchos otros lugares, la naturaleza levanta una y otra vez las carreteras que se construyen atravesando las selvas. Es una fuerza que ni todo el cemento del mundo puede frenar, una batalla sin fin y un roto en el bolsillo para quienes tengan que pagar todo eso. me gusta tu foto, menuda vegetacion imponente, que preciosos verdes y pedazo de arbol.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Ripley. No hace falta irte tan lejos para ver carreteras levantadas por raíces. Aquí en Béjar lo he visto en varios sitios, menudos abombamientos de la calzada preparan hasta que rompen el asfalto.

    ResponderEliminar
  5. Pues en este caso, la vegetación se va a engullir la casa, o lo que queda de ella, no puede haber más verde por dentro y por fuera.
    Saludos, Juan Carlos!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Luz. Tengo otras fotos echas otro día por el lado contrario y ahí es donde se aprecia mucho más el interior y como crecen hasta los árboles por dentro. Debió ser un chalet precioso y mira como está ahora.

    ResponderEliminar
  7. Y bien que hace dama Natura recuperando lo poco que le dejamos...lo raro es que aún tenga fuerzas para hacerlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Es la ley d ela compensación, se lo quitamos de un sitio y ella lo recupera en otro..... afortunadamente!!!!
    Buena luminosidad, me gusta.
    felicitadesss

    ResponderEliminar
  9. Me despisté un tiempo sin pasar por aquí, pero veo que la actividad no ha cesado y que hay fotografías muy interesantes, como esta, donde el poder reciclador de la naturaleza se pone de manifiesto recauchutando nada más y nada menos que una señora casa. Muy bueno el encuadre y la naturalidad de los colores.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Isb, la naturaleza, aunque sea con fuerza destructiva, siempre la tendrá para recuperar lo que el hombre la quita. Y cuidado que la estamos provocando demasiado.

    Mª Teresa, gracias, la luz de la tarde es muy agradecida para hacer fotos como esta entre tanto árbol y maleza.

    Ramón, bienvenido de nuevo y gracias por tu comentario. Los colores efectivamente son 100% naturales, sin tocar.

    ResponderEliminar
  11. Así es la ley de la naturaleza, impresionante fotografía , en unos cuantos años más habra terminado de recobrar todo lo que le pertenece.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Nnca perdio su terreno simplemente lo cedio temporaqlmente.
    Muy buen colorido y la luz perfecta.
    Unos abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Muy buenas reflexiones. ¿Alguien se ha preguntado que pasaría si el ser humano desapareciera de la faz de la Tierra?¿Cuánto tardaría la maleza en invadirlo todo?

    ResponderEliminar
  14. ...pero que fotazo...que bonita...la naturaleza es caprichosa y muy celosa de lo suyo...tiene paciencia y en cuanto puede...recupera lo perdido...un abrazo juan carlos...

    ResponderEliminar
  15. Me gusta mucho el pusto de vista desde donde has tomado esta fotografia.
    Le da más grandiosidad a la vegetación que invade las ruinas

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Mimundo la verdad es que, incluso a la naturaleza, a todos nos pasa que queremos recuperar lo perdido porque estábamos a gusto con ello. Hay veces que es imposible pero si tenemos la más mínima posibilidad vamos a por ello.

    Mayte el punto de vista era el más sencillo, desde el camino que pasa por debajo.

    Gracias por pasar por aquí. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Es lo que se dice, la naturaleza es muy sabia, y suerte tenemos, ya que por nuestra parte parece que solo nos esforzamos en dstruirla.
    Buen observador y bonita toma Juan Carlos.
    Salut

    ResponderEliminar