Este blog está inactivo. Puedes seguir visitando entradas anteriores y comentando. Continúo en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces justo debajo).

domingo, 7 de septiembre de 2008

La casita de la piedra


Un día de estos que no sabes exactamente a dónde ir me hice un recorrido por carreteras que faldean la Sierra de Béjar. En una pequeña recta me encontré con esta sorpresa. Una casa encima de un enorme peñasco, todavía en construcción, pero con toda la pinta de ser un futuro centro de turismo rural.

20 comentarios :

  1. Vaya sorpresa te llevarias Juan Carlos.
    Cuando este terminada habra que ir a visitarla.
    A veces cuando no buscas la foto, ella te encuentra a ti.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Una captura muy original, veo que no se te escapa nada.Saludos!

    ResponderEliminar
  3. A esto se le llama plantar la casa sobre roca firme. Me ha gustado esa expresión de carreteras que faldean la Sierra de Bejar. Con tu permiso me la tomo para soltarla en cuanto pueda.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Si señor, no hay nada como circular sin prisa por esas carreteras para encontrar buenos motivos que retratar.
    Muy bien vista.
    Saludos
    Manu

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos.

    Pues sí Abe, todo fue porque llevaba un coche un poco por delante y de pronto le vi pegar un frenazo en plena recta. Cuando avancé hasta allí me di cuenta de por qué frenó. Es muy curioso verla.

    Mingo era difícil que algo así se le escape a uno si pasa por allí.

    Nome por supuesto que puedes tomarla, no es original mía, la he oído o leído en alguna parte y me salió al escribir el texto.

    Manu es lo bueno de estas carreteras, sin tráfico, vas a la velocidad que quieres y si te encuentras algo que te gusta en diez segundos puedes estar fuera del coche.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ...no me importaría quedarme ahí a vivir...jajaja...y cuando estuviéramos los justos, recoger el artilugio de subida el rato que nos diera la gana...una fantasía en medio de la realidad...me gustan esos azules contrastando con el color de la piedra y esa piedra azulada que aporta tanta solidez...un abrazo...

    ResponderEliminar
  7. hola, he llegado a ti a través de otro blog y me siento afortunada. coincidimos en los orígenes, la tierra salmantina tiene mucho que ofrecer ...

    Bonita foto, bonito blog, Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Gracias...sonrei con tu casita...no es un mal día ¿verdad que ya no?...

    ResponderEliminar
  9. Gracias a los tres.

    Mimundo la verdad es que está en un sitio fantástico en un lado de un valle lleno de árboles. Un buen sitio sobre todo para aquellos a los que les gusta la naturaleza y, de paso, están hartos del stress de la ciudad.

    Ronini encantado de recibirte. Entraré en tu blog para ver que tienes por allí.

    Haideé el día la verdad que ha mejorado y espero, solo espero porque ya he aprendido que lo que uno preveé no siempre sale, que la tarde sea mejor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. y a mi que antes de leer nada lo que me pareció fue una especie de caseta para pajaros??? de esas que suelen verse por los parques. me parece un sitio raro para construir nada, incomodisimo y poco practico...¿y que pasa con el agua?? me he quedado pensando en eso, en como llevar agua hasta esa casa, la verdad así en foto no parece un lugar muy habitable.

    ResponderEliminar
  11. Ripley... que estabamos los dos escribiendo al mismo tiempo.

    Pues sería para un pájaro jurásico porque el tamaño es considerable. Y el agua, ahí hay agua por todas partes.

    La comodidad, pues no sé, habrá que esperar unos meses a que la acaben y a ver como es. Pero cómoda seguro que es cómoda.

    Lo que pasa es que estamos quizá demasiado acomodados. A mi me gusta una mezcla de todo: la ciudad por un lado pero también el campo, la naturaleza,...

    ResponderEliminar
  12. A eso se le llama ir con los ojos bien abiertos y espectantes a cualquier curiosidad. Y yo me alegro de que sea así, porque me beneficio de ello.

    p.d. yo quiero vivir en esa casa.

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Juan Carlos, vaya lujazo poder vivir en una choza encima de este peñasco que sabes que no se moverá.
    Curiosa la casa y muy buena tu captura que como siempre nos sorprendes con estos detalles.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Gracias a ambos.

    Espectadora como decía más arriba lo bueno de ir por carreteras de estas es que cualquier detalle de los márgenes no se te escapa. Y vivir no sé si te dejaran vivir cuando este acabado pero pasar unos días a un módico precio supongo que no hay problema. Eso sí, está en un sitio lejos de todo. Lo digo por a quien no le gusten los aislamientos.

    Joan, todo un lujazo sin duda y en un lugar precioso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Juan Carlos, vaya que te fijas en todo hasta los detalles y bien aprovechado para sacar la foto, desde que te conozco y te visito, siempre sorprendes con detalles que has visto cuando pasabas por esos lugares, buen ojo .

    Un Abrazo y sigue así !
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Gracias William. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. buena foto y curiosa idea la de hacer esta casa..una de las ventajas de ir por ahi con la camara y los ojos abiertos, es que te encuentras con estas imagenes.

    ResponderEliminar
  18. Que pasada de casa, lo que más me a sorprendido es el acceso a la casa por esas pasarelas laterales.
    A Ripley no le gusta porque esta en las alturas y con su vértigo ya se sabe jajaja.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Gracias George. Que le vamos a hacer con Ripley, es un hombre de gran ciudad y lo de ir por las pasarelas le comprendo, no se sentiría muy seguro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Dado que el blog está inactivo todos los comentarios tienen moderación previa para evitar el spam, pero no te preocupes, si el tuyo es un comentario "normal" saldrá publicado.