sábado, 19 de septiembre de 2009

Albarracín (III)

La casa azul.

19 comentarios :

  1. Bonita calle llena de encanto,cuando entras en ella es como si te trasladaras en el tiempo para poder ver el resto de Albarracin.

    Preciosa toma.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Si es que todos pasamos por el mismo sitio... y al final acabamos haciendo la foto a la casa más impactante del recorrido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Has sabido captar perfectamente esta calle con sabor típico de pueblo, Juan Carlos.

    Extraño edificio el de la derecha, me refiero a ese contraste de azul y amarillo. Yo lo hubiera pintado de otro color más acorde con el entorno.

    Magnífica foto en suma.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Preciosa fotografía de una casa cuyos añiles muros no parecen tener fin en una calle finita. Paradójico. El contraste entre luces y sombras embellece aún más este rincón.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. me gusta la calle tanto como me espanta la pintura azul. no se a quien se le puede pasar por la cabeza pintar asi una fachada...¡deberia estar prohibido!

    ResponderEliminar
  6. Gracias.

    Jota, la capa de cemento casi seguro que se la dieron en su día porque la piedra de debajo no debe estar en buenas condiciones, el color... pues bueno... resalta, sí...

    Carmen, es un rincón de paso casi obligado y no deja de sorprender el contraste.

    Ripley, lo cierto es que, como ya he leído a alguien en algún otro blog, es posiblemente la casa más fotografiada de todo Albarracín.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Menudos rincones esconde nuestra geografía. Un gran legado el poder tener acceso a estas imágenes.

    Siempre me ha llamado la atención la gran diferencia en contrastes que hay cuando una casa destaca por su colorido, comparándola con la de enfrente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Qué color tan bonito... pero yo lo hubiera denominado malva...
    Un bonito rincón. Igual me animo un día a visitarlo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Gracias.

    Jan, el contraste es tremendo si se ve el resto del pueblo pero no sé por qué me da que no es casual.

    Haideé, vale, pues será malva, yo es que me lío con esas denominaciones de los colores... Anímate a ir unos días por allí, queda un poco lejos pero se llega bien.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Curioso color Juan Carlos, me recuerda a la casa de las muñecas en Garganta la Olla, en La Vera. Tenía ese color para señalar un prostíbulo en é`poca del emperador Carlos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Gracias Kiko. Hace muuuuuuuchos años que no voy por Garganta la Olla ni por la Vera, será cuestión de volver pronto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ...la foto estupenda, pero la casa es toda una declaración de como llamar la atención...o quizá al pintor se le fue la mano con el azulete...un abrazo...

    ResponderEliminar
  13. Gracias Mimundo. Llamar la atención la llama, sin duda; además parecía recién pintada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Vaya que si llama la atención, yo creo que es la única casa de Albarracín que destaca por su color, las demás están pintadas todas en el mismo tono. Bien vista. Abrazos

    ResponderEliminar
  15. Gracias Henar. Sin duda es la excepción del lugar y llama tanto la atención que todos, sin excepción, le hemos hecho fotos y sacado alguna en los blogs.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Pues sí que es bonito el pueblo! Qué preciosas de imágenes que estás subiendo (aunque no te comente las veo todas). Pues a mí me gusta ese contraste de la piedra en un lado y el color azul en el otro, es que si no esa casa tendría el mismo interés que las demás ¿es una casa particular o es algún museo, biblioteca o...? Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Junkal. Pues si no es una casa particular tampoco nada anuncia lo contrario.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Esto es como el bien y el mal solo que no en ese sentido.

    La calle muy chula con edificios de poca altura, como me gustan a mi, dejando pasar luz y aire, no como en la ciudad, que uno se ahoga. Pero si la pega que no es culpa tuya es el color azul de esa casa de la derecha. Que quizá tenga que ser asi... no lo se, pero, en gustos no hay nada escrito :)

    Lo que si tambien me da cierta envidia es el viaje... ufff que bonito sitio :)

    ResponderEliminar
  19. Gracias Merce. Los sitios en los que hemos estado este verano son fantásticos para llevar una cámara.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar