A partir del 9-11-2017 este blog quedará inactivo aunque puedes seguir visitando entradas anteriores. Puedes seguirme en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces más abajo).

martes, 29 de septiembre de 2009

Fuente maña

Plaza del Pilar (Zaragoza) un calurosísimo día del pasado mes de Agosto. Las fuentes atraían de forma insistente.

22 comentarios :

  1. ...eyyy...este estilo es nuevo...y me gusta...vaya si me gusta...un abrazo...

    ResponderEliminar
  2. Gracias MiMundo. Es símplemente experimentación, ya saqué alguna así hace tiempo y lo que pretendo es que me vayan saliendo mejor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Mira que esta callendo agua por aqui!!!pero por un momento pense en el pasado mes de agosto y me entraron ganas de tomar algo fresquito.

    Muy bonito eltratamiento que las dado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Algunos reflejos son demasiado fuertes, pero como ya sabemos, para hacer algunas fotos no se puede escoger la hora o cambiar la posicion del sol, es lo que hay y en la forma de salvar esas diferencias (en lo que se puede, que supongo no siempre se puede) estriba parte de la pericia del fotografo. Me refiero a los reflejos de la cabeza del niño y el pez que lleva el otro niño.

    Es una fuente muy bonita, me gusta la representacion de los niños y los peces, y viendo como pega el sol, imagino la alegria de encontrarse con un agua fresquita :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Se lo he comentado a Jota Ele esta mañana, recien levantado, por aquí llueve a cántaros -como en Yecla, según parece y dice Mª Angeles o Jose-. Ya se ve que el verano ha quedado atrás y el otoño se revuelve ya con sus fueros tormentosos. Pero ahí está tu imagen, Juan Carlos, con la calidad de siempre, y con todo el sabor veraniego, y esta vez con ese tratamiento que la destaca más, además de adornarla. Me ha gustado mucho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias.

    Mª Ángeles, por aquí quiere llover pero no llega y mira que empieza a hacer falta. El tratamiento se le dí porque me parecía que quedaba un poco simple.

    Merce, que sí, que ahí están los reflejos aunque practicamente sin quemar pero es que eran las 12,30 de la mañana si no recuerdo mal y hacía un calor de narices. Y cuando hace ese calor las neuronas se reblandecen y no piensa uno demasiado, como mucho en buscar la sombra.

    Luis, me alegro de que te haya gustado. Como ya digo aquí no llueve, no hay manera, hasta que no lleguen los frentes desde el Atlántico.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Desde luego, tienes mala suerte con el agua, Juan Carlos. El nacimiento del Tajo, más bien era un aborto y esta fuentecilla apenas nos brinda el chorrito que expele el pez. Y ello con un calor de mil demonios, como dices.

    También yo veo demasiados reflejos pero, está claro que la hora no era la más idónea.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. parece una fuente de bolsillo, asi se explica el minichorrito de agua pero es curiosa, llama la atencion que esté situada casi a ras de suelo sin un pedestal pero bueno esto son cosas mias, me gusta el experimento. abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Gracias.

    Jota Ele, el chorrito atraía la mirada y las fuentes que hay al fondo de la plaza, al lado de la Seo, no te digo nada.

    Ripley, es cierto, una fuente enana en medio de un plaza del tamaño de un estadio... y encima escurría fuera...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Bonita imagen y mejor procesado. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Pensar que he estado ahí, al ladito de los dos peques, hace nada a penas un mesecito (aunque todo hay que decirlo, mi foto no quedó tan bien como la tuya, jajaj)

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Gracias.

    Mª Ángeles, encantado de volver a verte pasar por aquí.

    Carmen, pues casi dos meses hace que estuvimos nosotros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Probando nuevas herramientas eh ?, la verdad es que se pierde la realidad del tamaño de la fuente, parece de juguete.

    Saludos .

    ResponderEliminar
  14. Hola Juan Carlos, en unos días que he estado ausente, se me ha amontonado el trabajo en tu Blog, eres un maquina, poniendo fotos, jajajaja.

    Me gusta mucho la del cabezudo, debe de ser que me trae recuerdos de niñez y me gustan mucho esas cabezotas.

    Y esta de la fuente del Zaragoza, centrada dentro del redondel le da un personalidad distinta y original.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Gracias.

    Joan, había que probar a hacerla algo que la resaltara en medio de tanta inmensidad...

    Abi, se está acabando la reserva vacacional, queda muy poco para que nos despidamos, fotográficamente hablando, de Aragón. Pero seguiremos por otros lugares, de cerca de aquí y de lejos también.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Te ha quedado resultona Juan Carlos, quizás el efecto sof es el que quema los brillos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. ___________________________________________
    … con la mirada en cualquierparte…

    Hay que arriesgarse y probar. Yo buscaría una fuente de esas que dan cervecita... que en Zaragoza las hay.

    ... saludos desde CR & LMA
    ___________________________________________

    ResponderEliminar
  18. Gracias.

    Kiko, el efecto extiende, pero también difumina, los brillos. Me pasé un buen rato recuperando los que se podía.

    Ñoco, lo malo de las fuentes de cerveza es que luego después te tengas que hacer 180 km... así que mejor el agua.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Ese difuminado me gusta y que hayas escogido enmarcarla también. Y la coincidencia de color entre las figuras y el fondo...
    MUy bonita.

    ResponderEliminar
  20. Gracias Haideé. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Me gusta el toque que le has dado, como si el calor de Agosto te nueblara la vista y desfallecieras...

    ResponderEliminar
  22. Gracias Rubén. Anduvo cerca. Vale que en Zaragoza haga calor en verano ¿pero en plena Sierra de Albarracín? No sé, no sé...

    ResponderEliminar