A partir del 9-11-2017 este blog quedará inactivo aunque puedes seguir visitando entradas anteriores. Puedes seguirme en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces más abajo).

domingo, 13 de septiembre de 2009

Noche medieval

Quitad las farolas, las dos luces del suelo y algún otro detalle y la foto se convierte en intemporal.

28 comentarios :

  1. De cualquier forma es una foto preciosa.
    Un abrazo casi de madrugada

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa foto Juan Carlos!!

    ResponderEliminar
  3. basta imaginar antorchas en lugar de las farolas y prescindir del medio coche para que viajemos en el tiempo, muy bonita me gusta mucho esta foto JC. un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me encanta, una foto con el embrujo de la noche.
    Te quedo genial.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hombre, siendo puristas, habría que suprimir las farolas, los cables que adornan la pared, el coche del fondo, la señal turísitca d ela derecha, la alcantarilla y el suelo tan bien empedrado, jejej.

    Si exceptuamos esos pequeños detalles, de cuya aparición no tiene culpa alguna el fotógrafo, nos encontraríamos en una calle solitaria y oscura del medievo, sin antorchas. Sólo se colocoban en ciertos lugares muy estratégicos y puntuales.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Pues a para mí si tiene su encanto, a pesar de todos esos detalles. Me gusta la foto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. hermosa foto!!! sin quitar todas las cosas de este tiempo, solo con la imaginación la calle toma otro sentido

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos.

    Carmen... no seamos puristas por favor... que si nos ponemos a eliminar hasta la tapa de la alcantarilla sería candidata a ello.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ...¡no, por diossssss!...las farolas...ni tocarlasssss...menudo encanto le dan a la foto, ya sabes mi debilidad por ellas... me gusta la calidez y la profundidad de la foto... muy requetebonita...un abrazo...

    ResponderEliminar
  10. Hola Juan Carlos, vaya foto bonita, yo incluso solo le quitaria el coche, pero vamos, que con ese color que tiene, queda muy romática.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Gracias.

    Mimundo, no he quitado nada de nada, tan solo unos toques a los niveles.

    Abi, así se queda, el coche, como las farolas, son lo que hace saber que estamos en el siglo XXI.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Es una foto redonda, Juan Carlos.

    Preciosa. Perfecta de exposición.

    Y ya que todo el mundo le quita algo, yo le habría clonado las luces del suelo que son reflejos, por lo que veo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Jota. Pues no sé, tampoco me fijé si eran reflejos o luces cuando me puse con la foto pues como en cuanto la vi me propuse no tocarle ningún elemento...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Pues si.... es una imagen que te traslada en el tiempo.
    Buena foto, buena luz.
    me gusta.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Gracias M. Teresa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Preciosidad!!!

    Me gustan mucho las fotos de tu blog.

    Enhorauena!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Solo faltan dos caballeros batiéndose en duelo por la dama del balcón.
    Una atmósfera muy conseguida.
    Saludos.
    Jesús

    ResponderEliminar
  18. Gracias Jesús. Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Una calleja solitaria y un coche aparcado al fondo, luz, siglo XXI... da gusto pasar por estas calles llenas de historia.

    ResponderEliminar
  20. Gracias Henar. Cierto, son unas calles por las que no pasa el tiempo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Y oir trotar los cascos de un caballo...

    En fin, que hay lugares que tienen ese encanto y claro pasas por alli y zas! lo atrapas en la cámara, no se puede dejar escapar. Una foto muy bonita en un lugar muy bonito.
    Los reflejos, mira que son joios porque a mi me han chafado unas cuantas fotos de la playa...

    Bonito paseo el que os habeis dado :)

    ResponderEliminar
  22. Pasear por estos lugares de noche es una gozada, realmente te transportan.
    Bonita foto!

    ResponderEliminar
  23. Estos pueblos con esa iluminación tan rústica son una maravilla, invitan a pasear y dejar que la mente te transporte al pasado.

    Buena luz,

    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Gracias.

    Mariluz, desde luego que es fantástico pasear por sitios con este aire a otros tiempos.

    Joan, lo cierto es que no fue difícil captar esa luz.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Y los pasos resonando en el silencio... a unos le daría temor, a otros les gustaría, como a mi, por ejemplo...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Gracias Haideé. Lo curioso es que siendo una capital de provincia, con cerca de 40.000 habitantes, a las 11 de la noche las calles estaban vacías en pleno Agosto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar