A partir del 9-11-2017 este blog quedará inactivo aunque puedes seguir visitando entradas anteriores. Puedes seguirme en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces más abajo).

martes, 16 de junio de 2009

Soledad

Estaba ahí sola, en lo alto, como si fuera el testimonio de lo que en otros tiempos fue la Península Ibérica desde el Cantábrico y hasta Gibraltar.

20 comentarios :

  1. QUE SENSACION DE PAZ QUE ME PROVOCA ESTA FOTO!!!ESTARIA BUENO SENTARSE UN RATO DEBAJO DE ELLAY CONTEMPLAR LA NATURALEZA.
    BELLISIMA FOTOGRAFIA!!!!!
    UN BESO DESDE ARGENTINA

    ResponderEliminar
  2. Eres un crak en la fotografia, muy bonita como dice nuestra amiga para sentarse y relajarse, saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias.

    Esta foto es una más de la serie de ellas realizada en "El Berrueco", el lugar que ardió en 2.003. Vi la encina según daba una vuelta sobre mi mismo mirando el paisaje que nos rodeaba. Desde luego es un lugar para no perderse detalle.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Singular imagen con el arbolito recortando el azul. Esos árboles solitarios me encantan. Son, como decía H. Hesse "como hombres grandes en su soledad". Representan la prosperidad de otros tiempos, cuando existían los grandes bosques.

    Saludos, Juan Carlos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Jo...lín, Juan Carlos! Para una vez que sabía qué árbol es, me lo has pisado con tu comentario.

    ¡Ja, ja, ja, ja!

    Eso dicen. Tiempos ha, un mono parece ser que podía recorrer toda la península ibérica sin tocar el suelo. Simplemente, deslizándose por las ramas de los árboles.

    Ahora, esta pobre encina se ha quedado más sola que la una.

    La fotografía es preciosa. Pese a la soledad, tiene algo que, como dice Liliana, invita a sentarse bajo su sombra y relajarse.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Una encina solitaria viendo pasar el tiempo.
    Muy boonita de colores muy reales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Testimonio solitario de un bosque inexistente, vigía de la llanura, contempla por encima del hombro a la floresta de colores cambiantes, mientras un cíclope humano se le acerca sigiloso con un solo ojo, mirándole fijamente, hasta que suena un chasquido y desaparece tal como vino.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Gracias.

    Veo que con esta imagen os ha entrado la vena poético-literaria a todos, vena que por cierto a mi me falta...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. La encina, vuestro árbol... qué jamón por favor... el mejor del mundo ;-). Yo me sabía la historia con una ardilla, pero me temo que es más ficción que realidad por lo que tengo entendido... en cualquier caso, "cuando el río suena agua lleva" y más árboles que hoy había entonces. La foto, fantástica ¿has comido bellotas asadas? ;-). Saludos.

    ResponderEliminar
  10. cuánta soledad hay en el mundo...
    cuántas soledades bajo la edad y la luz del sol.
    lindo pasar por acá

    ResponderEliminar
  11. Buena imagen de la naturaleza, lastima la ausencia de mas encinas y el motivo de su desaparicion, quisiera imaginarme que a su alrededor hay un autentico bosque.

    Un lugar ideal para desempaquetar unos buenos bocatas bajo su sombra y luego disfrutar de esa tan tipica hora española, la siesta :)

    Saludiños :)

    ResponderEliminar
  12. Una muy buena imagen Juan Carlos por cierto vi tu entrevista en "Hablame de Ti" y me parecio muy buena felicidades!!

    ResponderEliminar
  13. Gracias a todos.

    Junkal... ¿bellotas asadas? Desde luego si se parece el sabor al licor de bellota... mejor que no. Eso sí, al jamón le da un saborcillo...

    Abriles, encantado de que hayas pasado por aquí.

    Merce, los bocatas los desempaquetamos cinco horas después, en la cumbre del cerro y con una buena dosis de cansancio.

    Andrés, me alegro de que te gustara la entrevista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. pues visto lo visto cuesta trabajo imaginarse esa España pero así se cuenta que era. lo que mas me gusta de esta foto es saber que el lugar ardió y que ya está todo tan verde de nuevo.

    ResponderEliminar
  15. Viva naturalez, encantadora la foto.
    saludos!

    ResponderEliminar
  16. mostrando el el mundo y su simple orgullo.

    ResponderEliminar
  17. Con la mirada en cualquierparte…

    Buena manera de captar la soledad. Ojalá en unos años aparezcan los renuevos de lo que podría ser aquel bosque primigenio.

    ... saludos

    CR & LMA
    ____________________________

    ResponderEliminar
  18. Gracias.

    Ripley, cuesta trabajo pero debió ser así, el lugar se recupera poco a poco.

    Hiperión, pues eso, que viva la naturaleza que, sin nuestra ayuda, siempre vencerá a pesar de todo lo que la hagamos.

    Riveiro, encantado de volver a tenerte por aquí.

    Ñoco, la soledad es muy mala y ese árbol la está ahora sufriendo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Y no quedan muchos de esos, con que habrá que cuidarlos, no crees?. Buena foto... la verdad es que apetece sentarse a descansar en una de esas rocas, no?. Felicidades

    ResponderEliminar
  20. Gracias Manuel.

    Quedar, quedan unos cuantos en la zona. Habrá que cuidarlos, desde luego. Sorprendía incluso ver a algunos por un lado muertos (se quemaron) y por la parte contraria totalmente vivos.

    Saludos.

    ResponderEliminar