Este blog está inactivo. Puedes seguir visitando entradas anteriores y comentando. Continúo en Google+, Instagram, 500px o Twitter (ver enlaces justo debajo).

domingo, 7 de junio de 2009

Victoria (I)

Este lugar fue arrasado por un incendio en 2.003. Y cuando digo arrasado no exagero, fue el incendio más importante en muchas décadas. Poco a poco la naturaleza va cantando victoria a pesar de que todavía quedan signos de aquella masacre natural (algunas ramas secas y muertas todavía tiznan).

18 comentarios :

  1. Un tronco solitario y seco rodeado de tanta vida, una foto llena de contraste, muy bonita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Los incendios en el campo son terribles, Juan Carlos. Pero, la Naturaleza siempre sale airosa de estas tragedias. Más tarde o más pronto, la vida triunfa contra la barbarie.

    ¿Cómo existirá gente tan bárbara e inculta que prenda fuego el campo? Mano dura contra todos estos cafres de baja estofa es lo que hace falta.

    La foto me parece preciosa, como todas las tuyas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A pesar del desastre tan horrible que se debió producir, esta foto es pura belleza... Menudo contraste, lo has sabido captar a la perfección. Ojalá no hubieras tenido que hacer nunca esta foto pero... sinceramente, me encanta. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Da alegría ver ya un manto verde, florecido, regenerando, dando vida a la tierra. Aunque el extinto árbol constituye testimonio de ese terrible siniestro, la foto muestra belleza, me ha gustado, Juan Carlos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos. Hay una segunda parte que saldrá en unos días. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Una foto para la esperanza. Vaya problemón que hay en España cada año. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Fernando. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Al final la naturaleza siempre gana.Una excelente fotografia. Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Una lastima lo que cuentas, el ejemplar de arbol era, es, magnifico.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a los dos. La naturaleza, el planeta Tierra, siempre gana y se regenerará las veces que haga falta para adaptarse. Los humanos lo tenemos un poquito más claro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Vida que rodea la muerte. Por desgracia, no siempre, los incencios son desastres naturales. Pero sí es cierto que la naturaleza es fuerte y sabia y siempre consigue mostrarnos la vida ante las adversidades.
    Muy buena imagen.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Gracias Espectadora. La Tierra es más fuerte que los humanos y si la maltratamos puede decidir que ya no nos quiere en su seno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Aunque la foto es preciosa, me da verdadera pena ver a los árboles calcinados.

    ResponderEliminar
  14. Ciertamente es una pena Henar, pero se notaba que la naturaleza está ya cicatrizando heridas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta la foto en especial la armonia de los colores y el encuadre!!

    ResponderEliminar
  16. Gracias Andrés. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Que horrible es el fuego... por desgracia en Ourense tenemos mucha experiencia.

    Una pena de arbol, por el tamaño debia regalar una buena sombra. Como siempre, luz y tonos estupendos :)

    ResponderEliminar

Dado que el blog está inactivo todos los comentarios tienen moderación previa para evitar el spam, pero no te preocupes, si el tuyo es un comentario "normal" saldrá publicado.